Chile: atacan diversas iglesias en medio de las protestas

el . Publicado en Noticias de 2019

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Chile: atacan diversas iglesias en medio de las protestasLos ciudadanos se han acostumbrado a ver noticias de manifestaciones y protestas con graves incidentes en las calles de las principales ciudades de Chile. Sin embargo, la novedad es que ahora los objetos de los actos de vandalismo son las iglesias.

Los ataques comenzaron con el saqueo a la Parroquia de La Asunción en Santiago de Chile a la que le siguieron otras iglesias de la capital del país que también han sido blanco de los ataques por parte de grupos de manifestantes en los últimos días. Los primero días de las manifestaciones la Catedral de Valparaíso había sido vandalizada, pero fueron las personas que trabajan en el templo, vecinos y carabineros quienes pudieron detener los destrozos.

El domingo 10 de noviembre, los saqueos llegaron a Talca, cuando unos atacantes forzaron las puertas del Santuario María Auxiliadora, donde destrozaron imágenes religiosas y luego las sacaron a la calle con las bancas del templo para prenderles fuego y hacer barricadas. Antes de que los Carabineros llegara al lugar, los atacantes profanaron el Sagrario.

El Administrador Apostólico de Talca, Mons. Galo Fernández, se mostró “afectado y conmovido por la violencia que uno experimenta, que recrudece en el país y entre nosotros. No son solo daño materiales es una actitud de desencuentro y que agrede los sentimientos más hondos de una persona, nuestros sentimientos religiosos. La profanación al Santísimo nos duele profundamente”.

“Me duele que el alma de Chile esté herida, esté incapacitada de dialogar, que el alma de Chile, reivindicando cosas legítimas que compartimos en gran medida, camine por una senda que no construye”, reflexionó el eclesiástico.

También la Catedral de Puerto Montt fue víctima del ingreso violento de jóvenes para sacar las bancas, quemarlas y utilizarlas como barricadas. Fue la acción de personas que estaban en los alrededores que colaboraron con personal de la Iglesia para reingresar las bancas que no fueron quemadas.

Ante este hecho, el padre Ricardo Morales, administrador apostólico de la Arquidiócesis, envió un mensaje:

La catedral es Patrimonio de la ciudad, queremos cuidar a las personas, pero situaciones como esta relevan cuánto tenemos que trabajar para construir paz, espacios de diálogo y de mayor comunión. Quiero invitarlos a trabajar por la paz y aislemos a todas estas personas, verdaderos vándalos y delincuentes que quieren destruir los lugares más preciados que son espacios de oración y de paz. Cuidémonos, cuidemos nuestros patrimonios y ciudades”.

Otro templo profanado fue la iglesia de de San Francisco de Valdivia. Allí profanaron el Santísimo y destrozaron bancas, muebles e imágenes religiosas con los que luego armaron barricadas en la vía pública.

A través de un comunicado, el Vicario General de la Diócesis de Valdivia, P. Nelson Huaiquimil, expresó su preocupación por los cinco hermanos dehonianos que viven en ese lugar.

“Ellos se encuentran bien, pero sí con el estado natural de impotencia y dolor”, describió el comunicado.

El Obispado de Valdivia lamentó el daño patrimonial al espacio que “pertenece a todos los valdivianos y juntos hemos de cuidarlo”.

Para controlar los desmanes y restablecer la convivencia cívica, los obispos en un comunicado de la Conferencia Episcopal del 10 de noviembre, pidieron a las autoridades "que apliquen la ley y la ejerzan con todos los recursos propios de un estado demócratico. La gente no sólo está cansada de la injusticia, también de la violencia, y la gran mayoría esperamos con ansias el diálogo en respeto que reconstruya el tejido social".

Con información de varias fuentes

Video destacado

Libertad Religiosa en la Web - Avisos legales